Hace algunos meses visité a mi tocayo, Germán Súnico Bazán. En su sala encontré un gran cuadro que llamó mi atención. Luego me explicó que era un regalo del artista Oscar Allain e ilustraba una costumbre que se perdió con el tiempo. Llamada la Pampa de Amancaes, esta flor amarilla brotaba en un conjunto de cerro, llegaba gente de diversas partes y se formaba una fiesta alrededor.

Por estos días se expone una serie de Allain perteneciente a la colección de Bill y Cristina Kallop en la Casona de San Marcos (hasta el 19 de octubre). Aprovechando la ocasión Súnico le rinde este homenaje:

SEMBLANZA DE UN GRAN PINTOR COSTUMBRISTA

A Petro-tech peruana
William y Cristina Kallop
y a Federico García,
ese amigo de San Marcos,
que es Director de Cultura
que hace por lo nuestro tanto,
les agradece esta Lima
porque así están demostrando,
al brindarle apoyo a Oscar,
que aman el arte peruano.

A Oscar, ese palomilla
ex-boxeador, gran hermano,
ambulante y chacarero
casi hasta los doce años,
que se hizo locutor
en parajes chiclayanos
y en Lima, en Radio Central,
alternara con ranqueados
locutores y cantantes
que un lugar habían logrado.

El, fue alumno de maestros
de pintura, afamados
y de dibujo en la Escuela
que ha dado hombres renombrados
“La Escuela de Bellas Artes”
tan famosa, del Estado.
Recorrió todo el Perú
pueblo a pueblo, palmo a palmo
observando sus costumbres
que en su alma se han impregnado.

Al igual que en su retina
el color se ha grabado
la tierra y sus personajes
se recrean en sus manos.
Así sus lienzos reflejan
de la patria, el lado humano.
La paleta y el pincel
la pintura, son peruanos
cuando el inspirado Oscar
le pone su magia y halo.

Su inquietud por aprender
hasta Europa lo ha llevado,
también por Latinoamérica
su criollo arte ha paseado.
Muestras internacionales
muy bien lo han calificado
y ha adquirido experiencias
que en sus lienzos ha volcado,
para honor de esta tierra,
que siempre le estará grato.

Caballitos de totora,
vendedoras de pescado,
floristas y lupanares,
qué cosas no habrá pintado?
bosques, playas, alamedas,
los mercaditos del barrio,
tremendas jaranas criollas
de punta y taco y de tragos
y en las románticas tardes,
parejas de enamorados.

Lo único de valor,
de mi casa está colgado,
nada más ni nada menos
que es de Allaín un cuadro,
es “La pampa de Amancáes”
de unos dos metros cuadrados
que me obsequiara Oscar,
ya hacen casi cuarenta años
el día que me casé,
¡¡y fue, mi mejor regalo!!.

Germán Súnico Bazán

Villa de los Libertadores, 20 – 09 – 08.

Anuncios

Acerca de El gato descalzo

Cosas que (me) pasan, blog de El gato descalzo, apareció como vitrina cultural en 2005. Al cumplir 7 años, nació EDITA EL GATO DESCALZO, editorial independiente peruana que publica libros en físico y en digital. Pueden escribirnos a cosasquemepasan@gmail.com, visitar nuestra página en Facebook, www.facebook.com/editaelgatodescalzo y/o dejarnos un comentario.

Un comentario »

  1. […] del periodista: décima de Germán Súnico Bazán Germán Súnico Bazán les dedica estos versos a los periodistas en su día (1 de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s